Bundt Cake Navideño

 

Cuando preparé este sabroso Bundt Cake fue el 15 de Noviembre, que es el Día Internacional del Bundt Cake. Sin embargo, sabía que no sería hasta Diciembre cuando os lo podría mostrar, que es cuando el blog estaría listo. Por este motivo, opté por hacerlo de especias navideñas y vestirlo de navidad en un gran plato rojo. Aunque a decir verdad, no necesitaba ninguna vestimenta especial, pues la mezcla de especias que contiene ya te impregna de navidad tooooda la casa.

Este Bundt Cake tuve que hacerlo dos veces y no porque estuviese tan bueno que me encargaran dos, sino porque tuve problemas al desmoldarlo la primera vez. Esto de ser repostera aficionada y mamá al mismo tiempo a veces pasa factura, y mi hijo pequeño de 5 meses no tuvo un momento más oportuno para llorar que cuando estaba echando el spray desmoldante! Al subir a atenderlo, calmarlo, darle el pecho, volverlo a acostar… hizo que para cuando regresé a la cocina no recordara por dónde me había quedado pincelando y como estaréis imaginando ya, esto pasó factura y dejé partes del molde sin bake easy. Pero como no hay mal que por bien no venga y de los errores también se aprende, en mi segundo intento modifiqué ciertas cosillas de la receta inicial, la cual saqué de uno de mis blogs de cocina favoritos y que seguro conocéis, Food and Cook. Pienso que con los cambios que hice ganó en varias cosas pero ¿cuál fue el más importante? pues para mi, sustituir la leche por buttermilk. ¡Fue todo un acierto! Le dio mucha más humedad y esponjosidad… mmm!!! El buttermilk es típicamente americano pero es cada vez más utilizado en las cocinas españolas en repostería. Se trata ni más ni menos, que de leche cortada con unas gotitas de limón o de vinagre, lo que se conoce como suero de mantequilla. Al final de este post os digo en qué proporción.

bundt cortado

Prometo explicar otro día más detalladamente, qué es un Bundt, sus moldes y demás. Es un mundo y aparte y requiere de un post especial; ahora, vamos con la receta:

Ingredientes (para un molde de 2,4 litros ó 10 cups):

400 g. de harina de todo uso o de repostería

1 cdta. de levadura en polvo

Una pizca de sal

225 g. de mantequilla sin sal

330 g. de azúcar

4 huevos y una yema

240 ml. de buttermilk

2 cdtas. de jengibre en polvo

2 cdtas. de canela molida

1/2 cdta. de clavo molido

1/2 cdta. de nuez moscada molida

 Algo de azúcar glass para decorar

Elaboración:

Batimos la mantequilla, la cual es muy importante que esté a temperatura ambiente, hasta que quede suave, esto dependerá de la temperatura ambiente, pues en verano este paso podría hasta suprimirse, mientras que en invierno podría llevarnos como 1 ó 2 minutos. A continuación, añadimos el azúcar y batimos hasta obtener una masa ligera y esponjosa, esto nos llevará aproximadamente unos 6 minutos. Llegados a este punto, vamos añadiendo los huevos uno a uno y la yema, batiendo bien después de cada adición para que se integren perfectamente (unos 10-15 segundos por huevo es suficiente).

En un bol ponemos los ingredientes secos: la harina, la levadura y las especias. Lo tamizamos todo junto y lo incorporamos junto con el buttermilk de forma alterna, es decir, un poco de la mezcla de los ingredientes secos un poco de buttermilk y así hasta acabar pero finalizando siempre con una parte de ingredientes secos. Recordad batir bien después de cada adición.

bundt cortado

La masa resultante la pasamos al molde que vayamos a utilizar, el cual habremos engrasado bien (recordad lo que me pasó a mi la primera vez) ya sea con mantequilla y harina o con un spray bake easy (de venta en tiendas especializadas como ésta: http://tienda.marialunarillos.com/ingredientes-glasa-fondant-nata/124-spray-antiadherente.html). 

Y a hornear! En mi caso, precalenté a 175º sin ventilador. Estará dentro unos 70 minutos, ya sabéis, id vigilando después de la hora y si es necesario, pinchad con una agujita para ver la cocción, si sale limpia ya podéis sacarlo pero no desmoldarlo. Los Bundt Cakes deben estar 10 minutos en su molde y transcurridos este tiempo, se desmoldan y ponemos en una rejilla para que enfríe del todo. Ahora ya  podremos pasarlo al plato o cake stand donde queramos servirlo y podemos decorarlo con un poco de azúcar glass o cualquier otra cobertura que se os ocurra y le vaya bien.

Qué lo disfrutéis!!

Te vendrá bien saber que:

- Aunque en España es difícil encontrar buttermilk, puedes hacerlo en casa de la siguiente manera:

Pon 15 ml. de zumo de limón o de vinagre en un recipiente. Añade 240 ml. de leche (preferiblemente semidesnatada) y déjala 10 minutos sin remover. Tomará aspecto de cortada pero te indicará que ya está listo!

- Si no tienes molde especial para Bundt Cake puedes hacer esta receta en cualquier otro molde de tu bizcocho habitual.