Galletas y Cookie Pops para una comunión especial

Estoy segura de que la mamá de Marta estará deseando ver estas fotos y así poder conservarlas como parte de los recuerdos de la comunión de su hija. Seguro que ya habrá pensado que me había olvidado. Pero no! Aquí están. Más vale tarde que nunca, no? Siento que esta máxima se está haciendo más frecuente de lo que debiera en el blog…

galletas comunión

La familia quería tener un pequeño detalle con los invitados a la primera comunión de su peque. No tenían las ideas muy claras pero sí sabían que quería galletas. Charlando con la mamá para ver que ideas podían encajarle más; y ya que estamos, confesaré que esta parte, la que de alguna manera investigo qué puede encajarle más a las familias, es de las que más me gustan en la elaboración de cualquier pedido. Supongo que aquí sale mi verdadera profesión, que no se si alguna vez lo he contado, pero soy Psicóloga. Así que supongo que el trato con mis pacientes cala hondo y no se me olvidan nunca :).

Pues bien, en varias conversaciones con ella, pensamos que podría resultar bonita la opción de repartir galletas de dos tipos: unas con palito (Cookie Pops) para los niños y niñas que iban a asistir al evento y otras más clásicas y tradicionales para los adultos.

cookie pop comunión

Y otra de las opciones que le ofrecí, me surgió cuando me enseñó la tarjeta-recordatorio. El diseño de la niña era de su papá, así que pensé que esta vez no iba a ser yo quien trabajase en Photoshop. ¿Qué mejor que utilizar el mismo dibujo? Mucho más especial, verdad? A ella le ilusionó la idea y este fue el resultado.

galletas comunión

Me pidió que quedasen muy sencillas, así que solo añadí el nombre, pequeños puntitos de color blanco y nada más.

Para presentarlas, compré estas cestas metálicas (o son macetas????) en Ikea. El color rosa bebé era ideal para este trabajo. No sabéis la alegría que me llevé al verlas. Fue un flechazo en toda regla. Las vi y me dije: Perfectas para la comunión!!!! ¿A que sí?

galletas comunión

Los papás de Marta me comentaron que gustaron muchísimo, tanto que los pobres se quedaron sin recuerdo porque volaron, así que días más tarde le regalé una más para que pudieran conservarla en casa. 

cookie pops comunión

Espero de corazón que os haya gustado la entrada.

Buen verano!

Te vendrá bien saber que: 

-Las galletas una vez más, son las de ésta receta.

-El papel de azúcar también se come y está muy rico!

 

 

 

 

Galletas Vintage

Hace casi un mes que no estoy con vosotros. Y es que no me llega la vida! Son taaaantas cosas que tengo que ir posponiendo cosas a veces. Espero me perdonéis.

Hoy traigo unas galletas como veis, con un estilillo algo retro. Elegí un tono beig para el fondant de base y lo texturicé y además, las presenté en una gran caja que las hacía mucho más adorables si cabe.

galletas vintage

 

 

Este fue un encargo que me hicieron dos hermanas para regalar a una tercera en su 50 cumpleaños. Querían que en diez galletas quedasen representados los momentos más especiales de la homenajeada. Creo que lo conseguimos, no?

 

galletas vintage

 

Se que gustó mucho tanto a la cumpleañera como al resto de invitados a la fiesta, así que una vez más feliz! :-)

galletas vintage

 

 

Besitos y buen fin de semana!

Cake pops al revés

Mirad que llevo años haciendo cake pops. Los he hecho boca arriba, boca abajo (como éstos), festivos, clásicos, presentados en macetas, en bandejas… pero nunca los había elaborado en las famosas maquinitas que se han puesto tan de moda entre las reposteras. A mi me recuerdan todas a sandwicheras. Supongo que por su estética (aquí podéis ver una) blancas por fuera, antiadherentes y negras por dentro. Gracias una vez más a mi amiga Celia y a su pereza por hacerlos, que llevó a que me prestara de forma permanente, según ella, la maquina para hacer cake pops.

cake pops al revés

Contaba con una ventaja y es que ella cuando probó a hacerlos siguió la receta que venía con la maquina y no le gustó el resultado, así que yo me fié de ella y claro está, no la repetí. De los regalos de los Reyes Magos de estas Navidades, tenía un libro dedicado exclusivamente a estos pequeños bocaditos, así que escogí una de sus recetas y la adapté en cantidades y algún que otro detalle. El más importante para mi fue añadir levadura. Había leído ya a alguna que otra bloguera que no la habían añadido a sus recetas y el resultado fueron semibolas y no bolas como Dios manda!

El resultado es 100% recomendable: un bizcocho húmedo con intenso sabor a vainilla y que con el crujiente de la cobertura de chocolate blanco que utilicé en esta ocasión hacían la combinación perfecta. En casa nos quedamos con unos cuantos, ya que el pedido fue de 14 unidades y con la receta que os muestro hoy salen unos 30. Nos recordó mucho a los archiconocidos pastelitos de “La Pantera Rosa” pero de verdad que para mi mejores! Mmmm…

cake pops al revés

Otras ventajas más es que no resultan tan pesados como los elaborados a base de galletas y frosting (algún día os lo mostraré en el blog), su sabor y su conservación. Pensaba que tras varios días quedarían secos o duros y tengo que decir que hice la prueba y se mantienen bien ricos varios días.

En esta ocasión los decoré con sprinkles de un color rosa pálido y a otros además les añadí unas flores comestibles y cápsulas de papel como las de las trufas. Los presenté en una cajita de madera que yo misma decoré un poco de fabric-tape (cinta de tela adhesiva) y un botón grandote de madera de color rosa para que fuera a conjunto con el bizcocho del cake pop, que no os lo he dicho pero era rosa!! Una pena no tener fotos de su interior pero al ser un pedido no me fue posible.

Cake pops al revés

La receta es la siguiente:

Ingredientes (para 30 unidades aprox.):

125 g. de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)

125 g. de azúcar

10 g. de azúcar avainillado

1 cdta. de levadura en polvo

2 huevos (a temperatura ambiente)

25 ml. de leche entera

125 g. de harina (tamizada)

Una pizca de sal

Colorante alimentario en gel o en pasta (opcional)

Y:

400 g. de chocolate de cobertura y sprinkles para decorar

Además: palitos para los cake pops y la maquina para hacerlos

Elaboración:

-Enchufar la maquina de cake pops para que se precaliente.

-Mezclar la mantequilla con los dos tipos de azúcar con la batidora a velocidad media (a ser posible con el accesorio de “palas planas”) hasta conseguir una mezcla homogénea.

-Añadir los huevos uno a uno, hasta integrar bien nuevamente.

-Incorporar la harina a cucharadas (previamente tamizada con la levadura y la pizca de sal) y mezclar hasta conseguir una masa homogénea.

-Añadir la leche y volver a mezclar unos segundos.

-Si vais a colorear el bizcocho, este es el momento de añadir el colorante hasta conseguir el color que os guste. 

-Rellenar las cavidades de la maquina con la masa resultante.

Ahora hay dos opciones: rellenar con ayuda de una cucharita o usar una manga pastelera para facilitar aún más el trabajo y sobre todo, que quede más limpio el resultado. Para mi, esta es la mejor opción; no obstante, si sobresale un poco la masa, tranquilidad, pues una vez fríos se pueden quitar esos restos pero ya os digo que si lo evitáis mucho mejor, pues no quedan bien bien del todo aunque mejoran bastante una vez decorados. 

Es necesario rellenar los huecos hasta el borde, ya que si no el resultado no son cake pops sino horribles “mitades de cake pops”!!!

El tiempo de cocción son unos 9-10 minutos. No obstante, comprobad con un palillo como si se tratase de un bizcocho normal.

-Sacar de las cavidades con ayuda de una aguja o similar (yo lo hago con el cake tester que uso para comprobar la cocción de mis bizcochos) y pasar a una rejilla para que se enfríen durante unos minutos.

-El siguiente paso es decorarlos o congelarlos para finalizar el proceso en otra ocasión. Si optáis por esto último, os recomiendo meterlos en bolsas de congelación y sacar unos 45 minutos antes de decorar.

-Derretir el chocolate en el microondas, ya sabéis que lo he comentado otras veces, muy poco a poco, a intervalos de unos 30 segundos para evitar que se queme y se arruine la cobertura. es conveniente utilizar un bol bastante hondo para que después se puedan sumergir los cake pops sin problema.

-Sumergir el extremo del palito del cake pop en el chocolate e introducir inmediatamente unos 2 cm aproximadamente en la bola. Ir colocando con cuidado cada bola con su palito en una bandeja y meter en el frigo mínimo unos 15 minutos (o de un día para otro) para que el chocolate se endurezca y asegurar bien el palito a su bola y que no se caigan más tarde.

-Una vez que el chocolate ha endurecido y están fijos los palitos, sumergir bien los cake pops en el chocolate fundido y decorar inmediatamente con los sprinkles para que queden pegados a la cobertura.

-Nuevamente hay dos opciones: colocar los cake pops del revés (como los que os muestro es ese post) o en posición vertical. Si escogéis esta última forma, debéis tener preparado un corcho, un trozo de espuma rígida o cualquier otra cosa que se os ocurra para que sequen en esa posición.

Y una vez más a disfrutar!!

Cake pops al revés

 

Te vendrá bien saber que:

-Si te da pereza ponerte a colocar palitos pero te gusta esta receta puedes decantarte por hacer unas cake balls, o lo que es lo mismo bolitas de bizcocho, sin el palito. Rápidas e igualmente ricas!

-Puedes añadir esencias diferentes en lugar del azúcar avainillado y resultarán cake pops de otros sabores.

-Puedes ver que existe una diferencia de color entre la parte superior y la inferior de las bolitas. Esto se debe a que en la parte de abajo de la máquina se encuentran las resistencias y se dora más, pero una vez que quedan cubiertos y decorados no se aprecia ni en su aspecto ni en su sabor. 

- Puedes añadir un poco de aceite de girasol a la cobertura para que te resulte más fácil de manipular y no esté tan denso el chocolate. Recuerda remover muy bien, de lo contrario se notará en el aspecto del chocolate aunque no en su sabor.

 

Galletas decoradas con fondant y papel de azúcar

Estas galletas fueron para una clienta ya habitual de Dulzoterapia. ¡Me encanta poder decir esto! Que haya gente que repita una y otra vez: una tarta, galletas para bebés, para un cumpleaños o porque sí. Es de las situaciones más gratificantes que me está dando este proyecto repostero. Es la única manera que se me ocurre que puedo saber de verdad, que mi trabajo gusta; cuando REPITEN.

galletas decoradas

 

Eran una galletas para Paloma, una niña de 9 años. Su familia quería que fuesen muy rosa. Les gustó estas otras que ya os mostré en el blog y yo les pedí como es habitual en mi, hacer algo parecido pero diferente. Y una vez más, mis clientes han sido amables y condescendientes y me dieron vía libre… qué majos que son!!

galletas decoradas

 

Según me contó la mamá de Paloma, iban a sorprenderla mucho porque la peque se había portado regular esos días y ya no se las esperaba. ¡Qué ilusión levantar un enfadillo con repostería creativa!

galletas decoradas

galletas decoradas

En esta ocasión, utilicé formas diferentes y como podéis ver las hay en forma de corazón, mariposa, cuadradas con y sin acanalar, redondas lisas o punteadas, en forma de luna… y también a modo de silueta. Quedan monas, verdad?

galletas decoradas

galletas decoradas

Para decorarlas utilicé fondant en diversas tonalidades pastel con y sin texturizar así como papel de azúcar en cuadros vichy. Además aporté relieves con sprinkles variados, perlitas en los mismos tonos y como no! purpurina comestible que me parece que queda genial en estos casos.

galletas decoradas

galletas decoradas

Os dejo algunas fotos más por si os sirven de inspiración para un cumpleaños, comunión o el día de los enamorados que está bien cerquita ya.

Espero que os gusten y os deseo buena entrada de semana!

galletas decoradas

33

 

galletas decoradas

galletas decoradas

Galletas para regalar

Qué importante es la figura del “hermano/a mayor”, verdad? Decimos los psicólogos, que nos metemos en todos los fregaos, que los hijos mayores suponen una gran ayuda para llevar adelante la familia por su gran apoyo moral y no tanto el material. Este es el caso también de mi hermana, de mi hermana mayor y la única que tengo. Ella adoptó esta figura el 4 de Mayo de 1980 a las ocho de la mañana, que fue el día que yo nací. A partir de ese momento, parece que estuviera programada para hacer a la perfección este papel (o papelón, como lo llamo yo). Ha cumplido y aún cumple con creces, los objetivos que se marcan para estos “seres tontorrones que dan dan y reciben mucho menos”: abrir el camino y que las reglas sean más flexibles para el hermano menor, servir de punto de referencia, dar consejos cercanos y tomando con naturalidad le cuentes lo que le cuentes, ser apoyo también para los padres y casi casi “crecer como las lechugas”, sin necesidad de tantas atenciones.

Por todas estas razones y porque la quiero a pesar de ser tremendamente diferentes, hoy os muestro esta caja de galletas que fue un regalo para ella por su 38 cumpleaños el pasado mes de Junio. Son galletas de mantequilla con cobertura de fondant y papel de azúcar. Los que la conocemos sabemos porqué escogí este diseño. Le gustó muchísimo, pues supuse que le haría ilusión tener cerca una pequeña muestra de mujeres importantes y de diferentes ámbitos.

galletas mujeres

Es una idea bonita para obsequiar en cualquier ocasión, bien sea para recordar una fecha importante, un momento especial o incluso el logo de tu empresa!

Las tenéis disponibles en diferentes tamaños y formas. Solo házmelo saber y listo!

Os deseo una buena noche de domingo.